Los escorpiones han existido desde hace mucho tiempo, cerca de 420 millones de años, y algunas personas los consideran los animales más feroces que la madre naturaleza haya creado.


         Los escorpiones son artrópodos, de la clase de los arácnidos. Son parientes lejanos de las arañas, los ácaros y las garrapatas.


          Los que los hace diferentes de aquellos, es que inyectan un veneno potente a través de su amenazante cola.


         Los escorpiones se alimentan en la noche de animales, como insectos, arañas, ciempiés y otros escorpiones, haciendo uso de sus garras frontales y su aguijón.


          También poseen pelos sensores que utilizan pata detectar la vibraciones de sus posibles víctimas.


          Durante el ataque, los escorpiones agarran a la presa con sus garras y la pican solamente si la victima muestra signos de resistencia.

 

          En víctimas humanas el veneno del escorpión puede causar, entre otros síntomas, inflamación en el sitio de la picadura. Sin embargo algunas personas experimentan adormecimiento y convulsiones.


          En casos extremos, puede presentarse dificultad para respirar.


         las personas alérgicas son más propensas a morir por el veneno peligroso del escorpión.

 

          La posibilidad de sobrevivir aumenta si se recibe una inyección de anti-veneno a tiempo para contrarrestar los efectos de la picadura.


          En la actualidad existen 1,200 especies de escorpiones en el mundo y todas ellas son peligrosas de algún modo.

 

          Una de las variedades mas celebres de escorpiones peligrosos habita en el sureste de los estados unidos y es conocida como Alacrán de corteza de Arizona (Centiruroides sculpturatus).


          Muchas muertes han sido atribuidas a estas peligrosas criaturas, pero el número exacto es desconocido.


         El escorpión de cola gorda es también uno de los miembros más notorios de la clase mortal de escorpiones.

 

          Se cree que este peligroso escorpión es responsable de numeras fatalidades en el norte de áfrica y el oriente medio, donde es muy común.


          Esta especie es agresiva y venenosa y puede causar la muerte  a niños y ancianos, por sus cuerpos pequeños y su débil sistema inmunológico.

 

          Este es una de las especies de escorpiones peligrosos es el llamado en propiedad Escorpión Dorado (Leiurus quinquestriatus) Es nativo del hemisferio norte y sur de áfrica y comúnmente es encontrado en los desiertos.


         Su veneno es conocido por ser muy potente.

 

         EL AGUIJON DEL ESCORPION

 

          la mayoría de escorpiones tiene cuerpos alargados y colas segmentadas que están equipadas con un aguijón  venenoso y afilado.


          Los aguijones tiene púas y su propósito es tanto defensivo como ofensivo.


         Ellos poseen una glándula venenosa que, al momento de la picadura, genera una herida venenosa.


          Los escorpiones pueden picar repetidamente.

 

          El aguijón del escorpión es curvo y se parece mucho al de las avispas.


          El aguijón se encuentra al final de la cola arqueada del escorpión y es utilizado para paralizar y matar presas, como lagartos y culebras.


         Los escorpiones sostienen sus presas, como insectos y las arañas, haciendo uso de sus grandes pinzas frontales, para picarlos.

 

         El veneno de los aguijones es suficientemente poderoso para inmovilizar, e incluso, el de algunos escorpiones puede causar efectos fatales en los seres humanos.

 

          Estudios han revelado que una sola especie de escorpión puede llegar a contener de 40 a 50 toxinas en su veneno.


          Sin embargo, de las 1,200 especies conocidas de escorpiones, tan solo unas 50 de ellas son consideradas una amenaza para las personas.

 

          La mayoría las picaduras de escorpiones solo causan un dolor e inflamación similar al de la picadura de una avispa, a menos que la persona picada sea alérgica a su veneno.