La especie común de chinches de la cama es cimex lactularius encontrada en el mundo entero.


          Estos insectos se adaptan bien a los ambientes humanos y viven en climas con temperaturas templadas.


          Un gran número de otras plagas se asemeja a las chinches de la cama en apariencia y comportamiento.

 

          La chinche de la cama tropical o cimex hemipterus, fue recientemente descubierto por el medical entomology department, ICPMR (departamento médico de entomología del instituto de patología clínica y de investigación medica) Este insecto es encontrado en regiones como florida e infesta a aves y murciélagos.

 

          Leptocimex boueti o chinche de los murciélagos, también ha sido observado en regiones tropicales.


         Esta especie se alimenta primariamente de los murciélagos, pero algunas veces selecciona a las personas como anfitriones.


          Las chinches de los murciélagos y las chinches de la cama son muy similares en apariencia y pueden ser solamente distinguidos a través de un examen microscópico.


          Otras especies como el Cime pilosellus y C. pipistrella también se alimentan de la sangre de los murciélagos.

 

          Encontrado primariamente en Norteamérica, el haematosiphon inodora también se asemeja a las chinches de la cama.


          Sin embargo estos insectos usan a las aves de corral y pájaros como anfitriones y por ellos suelen ser encontrados en granjas avícolas.

 

          Las chinches hematófagas  se asemejan también a las chinches de la cama.


          Aunque estos insectos se alimentan primariamente de golondrinas de acantilado y viven en los nidos de varias especies de golondrinas, ellos también son conocidos por entrar a las viviendas humanas cuando los pájaros migran.


          Es importante identificar a las chinches de la cama antes de empezar un tratamiento para una infestación. Métodos incorrectos de control resultaran inefectivos y pueden ser dañinos para los niños, mascotas y muebles.


          Llame a CEPLA FUMIGACIONES para concertar una inspección sin costo.

 

          ANATOMIA DE LAS CHINCHES DE LA CAMA

 

          Las chinches de la cama son de color café-rojizo, con forma ovalada y sin alas. Debido a que sus cuerpos son aplanados, tiene la ventaja de poder esconderse en hendiduras muy pequeñas.


          Los pelos microscópicos de sus cuerpos los distingue de otros insectos comunes. Estos insectos son fáciles de observar porque no se mueven muy rápido.

 

          La forma del cuerpo de las chinches de la cama es comparable con una lenteja o a una semilla de manzana.


          Los jóvenes chinches de la cama son más pequeños que una semilla de amapola, mientras que los adultos pueden crecer hasta 3/16 pulgadas o cinco milímetros de largo.


          Existe la creencia errada de ellos son invisibles al ojo humano; es falso, porque son suficientemente largos como para que se pueden ver y no huyen a gran velocidad.


          Estos insectos recién eclosionan, son de color blanco translucido  y se vuelven de color café oscuro o naranja oscuro cuando ya son adultos.


          Las chinches de la cama se vuelven rojizas inmediatamente después de consumir sangre del huésped, y esta condición los hace más fáciles de detectar.


          Como muchos otros insectos, las chinches de la cama tienen seis patas, un tórax y un abdomen.

 

          Si usted cree que ha identificado una chinche de la cama en su casa, llame a CEPLA FUMIGACIONES para hacer una cita, para inspeccionar su casa.