Las garrapatas varían de color según la especie.


          Las garrapatas adultas son más pequeñas que una semilla de girasol (1/8 - 5/8 de pulgada de largo si se han ingurgitado de sangre) mientras que las ninfas (o garrapatas inmaduras) miden menos de 1/16 de pulgada.


         Las especies comunes de garrapatas incluyen a la garrapata americana del perro, la garrapata estrella solitaria y la garrapata de los ciervos, también conocida como garrapata de patas negras.

 

         COMPORTAMIENTO

 

          A menudo se encuentran cerca de áreas con alta vegetación y bosques. Algunas especies requieren de humedad para sobrevivir.

 

          DIETA

 

         Tanto el macho como la hembra se alimentan de la sangre de los mamíferos, pájaros y reptiles

 

          REPRODUCCION

 

          Las garrapatas presentan cuatro fases en su ciclo de vida; huevo, larva, ninfa y adulta.


          Tienen solamente seis patas durante la fase de larva y ocho patas durante la fase de ninfa y de adulta.


          Se alimentan de sangre durante todas las fases.


          Los patógenos, u organismos que causan enfermedades en los animales  que infectan, pueden ser trasmitidos en cualquier fase de su ciclo de vida.

 

         LA LARVA DE LA GARRAPATA

 

          El ciclo de vida de una garrapata está compuesto por cuatro fases: huevo, larva, ninfa y adulta.


          La larva de la garrapata es muy pequeña, se asemeja a una semilla de amapola, y tiene seis patas.


         Eclosiona del huevo en un lapso de 19 a 60 días. De tal manera, es raramente advertida a menos que sea encontrada en grupo.

 

          Inmediatamente después de eclosionar, la larva busca un anfitrión.


          Ella se alimenta del primer anfitrión que encuentra y adquiere un color rojizo después de cada comida.


          En algunas especies, las larvas juntan sus patas y se adhieren a un hospedador en grupo.

 

          La larva permanece adherida al hospedar de tres a seis días antes de desprenderse.


          En algunos casos, la garrapata se vuelve a prender por si misma al mismo hospedador después de entras a la fase de ninfa.


          Algunas especies de garrapatas, como la garrapata del invierno. permanecen atadas al mismo hospedador durante toda sus vida.

 

          La larva algunas veces muere si no logra encontrar un anfitrión disponible.


          Sin embargo, la larva de la garrapata puede sobrevivir durante largos periodos sin comida.

 

          COMO SE VEN LAS GARRAPATAS.

 

          Entre los arácnidos, las garrapatas son conocidas por poseer un cuerpo sin segmentos. En lugar de ser segmentadas, como sus parientes las arañas, las garrapatas tiene solamente una amalgama del abdomen a la cabeza.


         Quizás el rasgo más característico de las garrapatas es la presencia de estigmas respiratorios en su vientre.

 

          Las garrapatas duras son conocidas por su apariencia ruda y coloración modernamente metálica, con un caparazón solido y protector ubicado a los largo de sus espalda.


         Este caparazón cubre la mayoría del cuerpo de las garrapatas machos, mientras que está limitado a una región más pequeña en los especímenes hembras.


          Las garrapatas suaves solamente poseen un exoesqueleto coriáceo. Cuando son vistas desde arriba, el aparato bucal de la garrapata suave no es visible.

 

          Cuando se ingurgitan con sangre, la hembra garrapata puede expandirse y medir hasta 3/8 de pulgada.


          Sin embargo, la mayoría de las garrapatas hembras son más pequeñas en tamaño y algunas no son más grandes que las semillas de amapola. Como otros arácnidos, las garrapatas poseen ocho patas.

 

          LAS GARRAPATAS Y LAS SANGUIJUELAS

 

          Las dos son parásitos y ambas dependen de otros organismos para vivir. Ambas se pegan a un anfitrión mas grande que ellas y se alimentan de su sangre.

 

          Las sanguijuelas son lombrices segmentadas que habitan la tierra y las aguas frescas.


          Después de adherirse a un anfitrión, las sanguijuelas pueden consumir sangre en una proporción de tres a cinco veces el peso de su cuerpo.


          Los sitios de alimentación de la sanguijuela removida continuaran sangrando.


          Esas heridas abiertas son susceptibles de infección.

 

          Cuando son administradas en ambientes controlados y estériles, las sanguijuelas son consideradas como una herramienta medica importante.


          Los profesionales en el cuidado de la salud han hecho uso de ellas por centurias y en los estados unidos, el Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos ( FDA, por sus siglas en ingles) aprobó el uso de sanguijuelas en procedimientos médicos en 2004.

 

          Las garrapatas trepan al pasto o a los arbustos para después caer sobre el pelaje o la piel de sus anfitriones.


          Ellas se adhieren por si mismas utilizando su aparato bucal. Como las sanguijuelas, se desprenden después de que se han alimentado.

 

          Las garrapatas son conocidas por ser vectores de enfermedades.


          Estos arácnidos de ocho patas son responsables de la propagación de la enfermedad de Lyme, la Tularemia y la Fiebre de las Montañas Rocosas, entre otras enfermedades.


          Existe también el riesgo de una infección en el lugar de la picadura, Técnicas impropias de remoción, como una remoción forzada, y la aplicación de calor, pueden solamente hacer expandir fluidos contaminados del espécimen que las hospeda.

 

          TIPOS DE GARRAPATAS

 

          Comúnmente confundidas con insectos, las garrapatas en realidad son unos arácnidos muy pequeños.


           Hay aproximadamente 850 de especies de garrapatas conocidas, las cuales pueden ser clasificadas como suaves y duras. las garrapatas suaves son comúnmente encontradas en cuevas o nidos.


         Ellas se alimentan de murciélagos, pájaros y animales que hacen sus nidos en el suelo.


          Las garrapatas duran se alimentan de la sangre de mamíferos, incluyendo a los seres humanos (a los cuales se adhieren cuando se encuentran en lugares de campamento y cuevas) animales domésticos y animales en su hábitat natural.

 

          Una de las especies más comunes de garrapatas es la garrapata americana del perro.


           Estas garrapatas se alimentan de pequeños mamíferos durante sus primeras fases de desarrollo, pero a menudo cambian a un anfitrión humano en las últimas fases.


         Ellas son vectores de la fiebre de las montañas Rocosas y la Tularemia. Su picadura puede causar parálisis.

 

          De las garrapatas de los ciervos, también conocidas como garrapatas de patas negras, las jóvenes son activas en primavera y los primeros días del verano,



          Mientras que las adultas son activas en primavera y otoño.


          Estas garrapatas son conocidas por ser vectores de la enfermedad de lyme.

 

          PULGAS Y GARRAPATAS

 

          Las pulgas y garrapatas son parásitos por su naturaleza y viven de anfitriones mucho mas grandes que ellas.


           Tanto las pulgas como las garrapatas se alimentan de la sangre de los anfitriones que han acogido y transmiten varias enfermedades.

 

          Como otros arácnidos, las garrapatas adultas poseen cuatro pares de patas.


           Sin embargo, la larva de  las garrapatas solo tiene seis patas y consigue su cuarto par de patas después de mudar.


         Sus territorios no son definidos por ubicaciones específicas: en cambio las garrapatas tienden a vivir dentro de los hábitats de su hospedador preferido.


           Por esta razón, las garrapatas pueden ser encontradas en áreas tan diversas como bosques, pantanos y viviendas humanas.